MR. ROBINSON Y EL “TEMA DE LA SOBERANÍA”

robinson

Hace apenas unas semanas, el Embajador de los Estados Unidos en la República de Guatem, Todd Robinson, reconocía con un sorprendente cinismo que “el tema de la soberanía” no estaba entre sus prioridades.

Y señalaba que la “lucha contra la corrupción”, la “falta de transparencia” y “un Congreso que está luchando por sus privilegios pero no atacando los problemas serios del país”, eran los temas que realmente le importaban a él, y debemos entender que por añadidura al país que representa como Embajador.

La clase política guatemalteca, anestesiada por las denuncias de corrupción y la impugnación ciudadana que se manifiesta en las calles, calló frente a semejante “sincericidio” del Señor Embajador.

Sólo se escuchó la solitaria voz del Obispo Nicolás Thevenin, representante del Papa Francisco en Guatemala, quién le pidió a la comunidad internacional no entrometerse en asuntos de interés nacional, y respetar la soberanía del país. El Nuncio Apostólico, miembro él mismo del cuerpo diplomático acreditado en el país, señaló con justeza que “un diplomático … nunca puede pretender entender perfectamente todo e imponer a un país soberano y digno, soluciones a los que son problemas reales, pero mucho más complejos de los que uno se puede imaginar.

Hace más de 60 años la misma Embajada, entonces comandada por el infame John Peurifoy, con el concurso de la CIA, alimentó el mito de la amenaza comunista en Guatemala, a fin de legitimar su intervención en resguardo de los intereses de la United Fruit Company, gigante corporación con sobrados antecedentes conspiradores que tenía entre sus accionistas al mismísimo jefe del Departamento de Estado John Foster Dulles.

Hoy, la excusa ya no es la apelación a la amenaza del comunismo en la región como en la década del 1950 sino la corrupción y el fortalecimiento de la justicia. Montado en la legitima demanda ciudadana contra la corrupción y la impunidad, y envalentonado con la eficacia de las denuncias derivadas de la causa de “La Línea”, la estrategia  estadounidense tiene como arietes a un una fiscal general que trabaja casi a sus órdenes y del comisionado extranjero a cargo de la, supuestamente  “independiente”, Comisión la Comisión Internacional contra la Corrupción y la Impunidad en Guatemala (CICIG), a través de los cuales nuevamente pretenden avasallar las instituciones soberanas del país en resguardo de sus propios intereses.

Leer más http://elperiodico.com.gt/2016/04/07/pais/embajador-de-eeuu-presenta-su-huerto-como-parte-del-programa-que-incentiva-en-consumo-de-frutas-y-verduras/

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s