JIMMY MORALES Y EL GATOPARDO

Al cuimagesmplirse ya seis meses de su gobierno, el presidente Jimmy Morales apeló a las redes sociales para hacer acto de presencia y decir “aquí estoy”, en una clara muestra no sólo de su manifiesta debilidad en términos de liderazgo, sino de que los guatemaltecos no sienten su presencia al mando de los destinos del país.

A esta altura está más que claro que las banderas de cambio enarboladas durante la campaña electoral, han quedado definitivamente en el camino. La rosca de la “vieja política” lo ha embaucado en el día a día (con su pleno consentimiento) y con eso se ha convertido en un ave de paso y no un agente de cambio.

Morales “sucumbió” a la tentación con inusitada rapidez y asombrosa facilidad, y se concentra en tratar con aspirinas a un enfermo terminal. En definitiva, el otrora cómico hace gala de su gatopardismo: es preciso que todo cambie para que todo siga igual

El país reclama justicia contra la corrupción y fin para la impunidad. Pero para que esto realmente suceda es necesario un liderazgo firme que no se limite meramente a “acompañar” las agendas del Ministerio Público y la CICIG –con los particulares intereses que ellos defienden- sino que desarticule la “cultura de la ilegalidad” reinante en todos los estamentos sociales del país, a través de cambios profundos en las “reglas de juego”.

Aún con un Congreso absolutamente desprestigiado y celoso sostén de los privilegios del Sistema, con un aparato de justicia cooptado al igual que las otras facetas del Estado, con una contraloría inoperante y que está diseñada para nunca cumplir con su función, resulta que Morales todavía esquiva su responsabilidad con la historia: ser el líder del cambio.

Morales tiene todo el poder (aunque no lo quiera usar) para emprender las reformas necesarias para desarticular los entramados de la corrupción y la impunidad, y revertir la falta de oportunidades que afecta a millones de guatemaltecos.

Presidente Morales, tiene Ud. una cita con la historia. No tiene opción. O es el representante del cambio que permita construir una nueva Guatemala o coja su sombrero y vuelva a la parodia política, antes de convertirse Ud. mismo en una caricatura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s