EL AUSENTE

Jimmy MoralesLlama poderosamente la atención la total ausencia, tanto desde el punto de vista político como físico, del Presidente como Mandatario del país. Y peor aún, en las pocas ocasiones que ha hablado, nos ha dejado boquiabiertos, por no actuar como lo que es: el representante de todos los guatemaltecos.

Vemos más al señor Velásquez de la CICIG o la Fiscal Thelma Aldana, que al propio mandatario, y cuando sabemos de él, a menudo lo es por sus controversiales intervenciones públicas, como cuando malamente imitó el desfile.

Pero lo más importante para el país, ¿cuáles han sido sus logros al frente del Ejecutivo? Los resultados son sin dudas muy pobres, lo que preocupa más aun si tenemos en cuenta que ya se ha iniciado el segundo semestre de su primer año de gobierno. Las evidencias están a la vista: un Sistema de Salud que se encuentra colapsado, al igual que el educativo, la violencia no merma, la pobreza y la desigualdad permanecen incólumes, y no se vislumbra plan de gobierno en materia de desarrollo.

No es casual entonces que muchos guatemaltecos perciban un Ejecutivo acéfalo, con cambios de ministros muy frecuentes y sin coherencia política ni rumbo alguno.

Las pocas veces que el Presidente ha intervenido no ha sabido dominar su carácter, y las demás se lo ha tomado a broma, por lo que se vive un ambiente de falta de liderazgo en el Ejecutivo, que además continúa –ante la manifiesta intimidad de Morales- intervenido por agentes ajenos al electo presidente.

La sociedad buscaba un cambio, y con ese espíritu votó en las últimas elecciones presidenciales. Por ello nos merecemos algo más, una persona que conozca al Estado, que tenga conciencia social, un personaje que haga historia (no que cuente historias). En definitiva, un líder que esté a la altura de las circunstancias y del momento histórico que atraviesa el país.

El actual inquilino de Casa Presidencial está todavía a tiempo de recapacitar, y decidirse a ser el motor del cambio que la sociedad reclama, para pasar a la historia y no ser una víctima más de ella.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s