ESTADOS UNIDOS Y SU TRADICIONAL POLÍTICA DE DOBLE RASERO.

eagle.jpg_1718483346Hace unos pocos días, Estados Unidos deportó al ex soldado Santos López Alonzo, quien era buscado y reclamado en Guatemala por su participación en la masacre de más de 200 personas en 1982 en un poblado, durante el punto más álgido de la guerra civil.

La guerra civil guatemalteca se extendió durante más de tres décadas y cobró la vida de al menos 200.000 personas antes de finalizar en 1996. De acuerdo a los hallazgos de una comisión independiente designada a la investigación del derramamiento de sangre, el ejército —que contaba con el férreo respaldo de Estados Unidos— fue responsable de la gran mayoría de las muertes.

En diciembre de 1982, soldados fueron enviados al poblado de Las Dos Erres, en busca de armas que supuestamente habían robado los rebeldes, pero rodearon a hombres, mujeres y niños inocentes. Violaron a las niñas y atacaron a martillazos a los pobladores. Años después, los investigadores desenterraron más de 160 cuerpos de un pozo del poblado. Las autoridades emitieron órdenes de arresto para 17 soldados, incluido López, y cinco de ellos han sido sentenciados a más de 6.000 años de prisión.

Ramiro Osorio Cristales, quien por entonces tenía 5 años de edad, fue víctima y testigo de la masacre. Cuando las tropas asesinaron a su madre y sus hermanos, Osorio Cristales se encontró viviendo con un soldado que le ordenaba que lo llamara “papá”, se rehusaba a responder sus preguntas sobre sus orígenes y lo forzaba a trabajar en los campos de piñas mientras era objeto de abusos físicos durante años. Hoy, con 38 años de edad, Osorio Cristales, quien recibió asilo en Canadá, afirmó estar dispuesto a viajar a Guatemala para testificar.

Hoy, los Estados Unidos no sólo apuntalan la “cruzada” que ejecuta el tándem CICIG-MP para desterrar la corrupción que durante décadas consintió apoyando a gobiernos manifiestamente corruptos, sino que también extraditan a un ex militar acusado por aberrantes violaciones a los derechos humanos, que el “gran país del Norte” respaldó con su decido apoyo al Ejército durante la guerra civil que le costó la vida a más de 200 mil compatriotas.

Queda en evidencia, una vez más, la tradicional e infame política de doble rasero de los Estados Unidos en la región.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s