EJERCITO, SEGURIDAD, Y VIOLACIONES A LOS DERECHOS HUMANOS

unknownEl jefe del Estado Mayor de la Defensa de Guatemala, Juan Manuel Pérez, aseguró que las agresiones de militares a civiles son “situaciones desafortunadas, fortuitas y aisladas” y que la institución lucha para que los operativos se realicen respetando los derechos humanos.

Las declaraciones de Pérez tuvieron lugar tras la detención de 13 militares (entre cabos, sargentos, tenientes, especialistas y policías militares) acusados de matar a golpes a un joven el 23 de diciembre de 2015 en el municipio capitalino de Mixco.

Los hechos tuvieron lugar en la Colonia El Milagro, cuando los supuestos agresores, pertenecientes a la Brigada Militar de San Juan Sacatepéquez y cuya misión era apoyar a la Policía en materia de seguridad, le dieron el alto a un grupo de jóvenes.

Los militares supuestamente agredieron verbalmente a la víctima y luego la golpearon en el estómago con la culata de un fusil, la agarraron del cuello, la presionaron contra la pared y al faltarle el oxígeno cayó al suelo inconsciente, momento que aprovecharon para “patearlo” argumentando que se encontraba drogado, de acuerdo con la investigación de la Fiscalía.

Minutos después, el joven despertó y sus amigos lo llevaron a su casa, pero sus familiares lo trasladaron hacia un centro de salud y falleció al día siguiente en su casa.

La autopsia logró determinar que la causa del deceso del joven, que no estaba bajo los efectos de ninguna droga, fue la propia paliza que le propinaron los militares.

Lo que el general no aclaró es si los detenidos fueron o serán separados del cargo, pero reiteró el respeto del Ejército a las instancias jurídicas.

Sin dudas, situaciones como esta –que se han venido repitiendo en diversos grados durante los últimos tiempos- ponen en debate la colaboración de las fuerzas militares con la Policía Nacional Civil (PNC) en tareas de seguridad ciudadana.

Pero además, dan cuentas de que la impunidad reinante históricamente en Guatemala, y en particular en lo que atañe a los militares, está aún muy vigente.

Guatemala incrementó su milicia un 57% en los últimos 6 años, al pasar de 14.193 miembros en 2008 a 22.326 en 2014.

Evidentemente los años del Partido Patriota en el poder fueron muy fructíferos para la institución.

Mientras tanto, y como una evidencia más de la falta de cambios profundos en el país, Jimmy Morales se ha convertido en el más promilitar de los presidentes democráticos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s