UNA PROSPERIDAD AUN MUY LEJANA

trianguro-eeuu_680x320_acf_croppedEl plan de la Alianza para la Prosperidad ya está en marcha en varios municipios de Guatemala. Sin embargo, la expectativa generalizada en torno a sus resultados es muy baja.

Es más, una de las causas principales que lo inspiró continúa en aumento. Cifras oficiales de la Dirección de Migraciones difundidas en los últimos días señalan que hay un repunte de la migración de menores que viajan solos a Estados Unidos y que también subieron las detenciones en un 39 %.

Si las causas que provocan que miles de compatriotas emprendan riesgosos viajes hacia los Estados Unidos, no son abordadas en toda su profundidad con políticas y planes integrales que paulatinamente aporten soluciones a la génesis de la crisis, ninguna acción propuesta obtendrá los resultados deseados, así venga del Norte.

En este marco, es central abordar con urgencia la dramática situación de la infancia en el país, algo que viene siendo denunciado recurrentemente por organizaciones internacionales y entidades humanitarias.

Situación dramática que va desde la imposibilidad de desarrollarse con normalidad, ingiriendo los alimentos a los que los seres humanos tenemos derecho, con acceso a servicios básicos, especialmente el agua, el saneamiento, las vacunas y demás atención médica, la educación con pertinencia y calidad y un entorno seguro, eso sin mencionar el derecho a la recreación que para la mayoría es una verdadera utopía.

Este año se han reportado más de 10 mil denuncias de maltrato físico o psicológico, hay 21 niñas de diez años embarazadas y cuatro ya dieron a luz; es decir que aquí la mayoría de niñas(os) es víctima de alguna violación a sus derechos fundamentales, lo que incluye el circulo de la violencia criminal que asecha constantemente a las comunidades y también los fenómenos naturales que provocan desastres sociales que afectan principalmente a la población desprotegida, entre ellos los niños.

En relación con la migración de menores las cifras oficiales señalan que este año han sido detenidos 18.913 niños y niñas guatemaltecos, la mayor estadística conocida desde 2011.

Sin dudas, la pobreza es el detonante principal de esta situación, además de la reunificación familiar, los desastres naturales y la inseguridad.

Afrontar realmente el problema de la migración implica abordar las causas estructurales que la provocan. En este marco, la magnitud del fenómeno de los niños y niñas migrantes expresa la incapacidad del Estado para cumplir con su razón de ser.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s