UN EMBAJADOR NON GRATO

trGuatemala se encuentra bajo la dictadura de Iván Velásquez, quien a su vez ha sido instrumento del Departamento de Estado.

Se ha escrito mucho durante los últimos días no sólo sobre la posibilidad sino también la conveniencia de que Jimmy Morales pusiera fin a la labor del comisionado colombiano.

Si bien es cierto que el mandato de la CICIG vence el próximo septiembre, también es cierto que independientemente de ello, el Presidente podría pedir a las Naciones Unidas que quiten al comisionado.

Pero hay otra posibilidad que debería analizarse en esta ecuación, y que serviría para llamar la atención no sólo de altos funcionarios de Washington sino también de la opinión pública norteamericana en relación a cómo se gastan los dólares de la política exterior del gran país del norte.

Nos referimos a la posibilidad de que el Presidente declarase non grato al embajador Todd Robinson.

La regla de oro en el ámbito diplomático es la de “nunca ofender o menospreciar a otros países”, y vaya si Robinson no nos ha ofendido y menospreciado.

Están escritas ya en nuestra Historia aquellas frases del embajador con las que indicó, palabras más, palabras menos, que la soberanía le importa un carajo.

Sin dudas, ya es tiempo, después de 10 años, que la CICIG termine su obscuro papel en Guatemala, y que un Ministerio Público se encargue de la persecución penal plena.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s