¿RIESGO DE MUERTE O MANIPULACIÓN DE LA OPINIÓN PÚBLICA?

d1ffc98b-a517-48eb-ab3f-4f0a4c74efee_749_499Hace unos pocos días se conoció que la Cámara de Representantes de los Estados Unidos emitió una resolución respaldando la lucha contra la corrupción en Guatemala.

Un pronunciamiento que fue celebrado por los defensores del tándem MP-CICIG , pero que es necesario interpretar en su justa dimensión.

Al examinarlo con detenimiento, se observa una astuta manipulación de los congresistas por parte de malintencionados lobistas entre quienes seguramente se encuentra el locuaz embajador Todd Robinson.

La parte central del pronunciamiento hace referencia a que, derivado de su trabajo, Thelma Aldana e Iván Velásquez corren el riesgo de perder la vida, ya que constantemente -dice el informe de la Cámara de Representantes- son amenazados de muerte, lo que me recuerda la conveniente desaparición por más de un mes de la fiscal general, inmediatamente después que Juan Carlos Monzón la implicara en el caso conocido como El Bodegón.

A los pocos días, Aldana y el colombiano Velásquez resultaron “descubriendo” un plan para asesinar a la fiscal general, que hizo imperativa su salida del país; una patraña cuya verdadera intención era retirar del ojo de la opinión pública a la fiscal general, para diluir las graves acusaciones de Monzón.

Recientemente, de nuevo, la fiscal resultó descubriendo otro atentado en su contra, afirmando que había varios capturados, pero no por el atentado, sino en relación a otro caso, un trabalenguas que la prensa repitió como cotorra, pero sin pedir explicación alguna al respecto de los supuestos implicados en el complot ni detalles acerca del mismo.

Pese a disparates de tal naturaleza, ni los atemorizados referentes de las diversas expresiones políticas ni la prensa ha ahondado en estas infundadas denuncias, como ocurriría en un país con un periodismo independiente. Así en base a esas mentiras, y en connivencia con un grupo de congresistas estadounidenses, consiguen una resolución salpicada de mala fe por parte de quienes influyeron en la forma de su redacción, vendiéndose fácilmente como lo que no son: personas correctas.

Como evidencia de ello ahí está como evidencia el papel que hoy juega Thelma Aldana, al cubrir con un grueso cuero de impunidad a Mayra Véliz, su segunda de abordo en el Ministerio Público.

Por supuesto que queremos la lucha contra la corrupción, pero no encabezada por corruptos como Thelma Aldana e Iván Velásquez, personajes que le cuentan cuentos a los congresistas en los Estados Unidos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s