EL NUEVO EMBAJADOR ARREAGA: QUE TODO CAMBIE PARA QUE TODO SIGA IGUAL.

UnknownEl nominado para ser embajador de Estados Unidos (EE. UU.), Luis Arreaga, se presentó ante el Senado en Washington para hablar sobre los puntos clave que trataría de ser confirmado como el máximo representante diplomático ante el país.

Arreaga mencionó que algunas de sus prioridades serían la lucha contra la corrupción y la fomentación del crecimiento económico sostenible en Guatemala, además dijo que minimizaría la burocracia y promovería la educación.

“Entre mi plan está reforzar la transparencia y rendiré cuentas especialmente sobre la protección de los derechos humanos”, indicó.

“Trabajaremos juntos para promover la inversión, combatir la corrupción, el narcotráfico, los pandilleros y todas las estructuras criminales”, añadió.

Después se comprometió a fortalecer la seguridad en las fronteras y a crear programas de información para los ciudadanos.

También agradeció al presidente de EE. UU., Donald Trump, por la confianza y la elección y recordó sus raíces guatemaltecas.

Por último hizo referencia a la relación bilateral con Guatemala  y resaltó la reunión que sostuvo el vicepresidente del país americano, Mike Pence, con los países del Triángulo Norte.

Por lo pronto, ha quedado claro que quienes pensaban que por sus raíces guatemaltecas podía haber un cambio en la estrategia diplomática estadounidense en el país, se han visto rápidamente defraudados por las primeras declaraciones de Arreaga.

 

EL NUEVO EMBAJADOR Y LA AGENDA DE LOS ESTADOS UNIDOS.

donald-trump_9db9db79El perfil del nuevo embajador estadounidense en Guatemala (pendiente aún de ser ratificado por el Senado) envía un clarísimo mensaje acerca de cuál es la agenda estadounidense para el país.

La percepción confirmada es que Guatemala no es sino un caso de Narco-Estado.  Ni siquiera México ha sido receptor de un embajador estadounidense con ese perfil.  La actual embajadora de EEUU en México es una especialista en integración regional.  El mensaje para Guatemala es muy grave: el interés de la nueva gestión diplomática recae no sólo el tema de corrupción, sino sobre el narcotráfico y delitos conexos.

El nominado Arreaga, desde 2013 fungió como Subsecretario Adjunto de Estado para la Oficina de Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley. Además, deben tenerse en cuenta los últimos casos de extradición que involucran a la exvicepresidenta, Roxana Baldetti y al exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla. Todo esto da cuentas del revitalizado interés de los Estados Unidos por esta cuestión.

La estrategia hacia América Central viene dirigida por el general retirado John F.Kelly, quien conoce Centroamérica muy bien dado que fue Jefe del Comando Sur.  Eso no quiere decir que la agenda es militarización per se, pero el estilo de gestión es muy claro: un estilo menos político, menos diálogo y más frontal para dar instrucciones.

Toda la maquinaria del gobierno estadounidense tiene el interés de incidir por vía de adquirir inteligencia, tener agencias de reacción y usar los mecanismos de cooperación establecidos.

Esta es la nueva visión de la administración del presidente Donald Trump, la cual quedó plasmada también en el Plan Alianza para la Prosperidad, que ahora hará énfasis en aspectos de seguridad regional.

El modelo estará más orientado a tres tipos de formas para incidir: a) mayor cantidad de operaciones del tipo ´operación Martillo,  2) la experiencia de CICIG en Guatemala ( que le permite carta abierta para depurar todo un sistema)  y,  3)el caso del grupo Rosenthal en Honduras donde la DEA literalmente se trae abajo a dicho consorcio por presuntamente colaborar en blanqueo de capitales.

En esencia,  será una agenda que dialoga menos, y que no dudará en intervenir en actos soberanos de los Estados.

EL FINAL DE ROBINSON Y LOS INTERROGANTES RESPECTO A SU SUCESOR

imagesEl presidente de EE.UU., Donald Trump, anunció el pasado 27 de junio la nominación del guatemalteco Luis Arreaga, actual subsecretario de Estado adjunto para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley, para ser el nuevo embajador del país en Guatemala.

Arreaga ha servido como diplomático estadounidense desde 1981 y desde finales de 2013 se desempeña como subsecretario de Estado adjunto para Asuntos Internacionales de Narcóticos y Aplicación de la Ley.

De ser confirmado por el Senado, Arreaga sustituirá a Todd Robinson, quien es desde finales de 2014 el embajador de EE.UU. en Guatemala.

La confirmación de que la misión de Robinson en el país ya tiene un previsible final, azuzó al locuaz embajador para retomar sus tradicionales diatribas.

Durante la celebración de la independencia de Estados Unidos en el país, el diplomático señaló que considera que hay presos en Mariscal Zavala que buscan defenderse y por eso lanzan ataques en contra de su persona.

“Yo no he visto acciones de venganza, sino de personas que están en la cárcel que buscan defenderse, pero no tengo tiempo para gastar en esos grupos”, indicó Robinson.

Asimismo, Robinson señaló que no se retracta de haber insultado a los cuatro diputados. “Dije lo que dije por razones importantes y seguimos adelante, no puedo mirar atrás y seguiré mirando al futuro”, expresó.

Ya estamos demasiado acostumbrados a tolerar lo que en otros países sería considerado una inadmisible injerencia en los asuntos internos.

Con la misión de Robinson acercándose a su final, cabe preguntarse si Arreaga seguirá en el mismo camino de su antecesor.